Conoce a María, la profesora que quiso ser más fuerte

María es madre de dos hijos, llegó a CrossFit con su marido, y el entrenamiento le ha servido para fortalecer su persistencia.

“Empecé hace tres años aproximadamente. también soy profesora diferencial y a pesar de tener que coordinar todo muy bien para poder ir a entrenar” comenta.

María siempre tuvo un buen estado físico por que realizaba varios deportes pero en CrossFit algo fue más allá:

“Comencé a fortalecer la persistencia, la constancia y la fuerza de voluntad para no rendirme cuando algún movimiento no resulta o cuando ya no puedes más de cansancio. también me ayudó en mi segundo embarazo para mantenerme todo el proceso con energía y sin ningún malestar, entrene hasta dos semanas antes de tener a Simón y me recupere muy rápido.”

María es uno de una decena de casos de alumnas que han seguido entrenando en su embarazo, logrando mantenerse activa y sana en los meses cruciales de gestación.

“Otro punto muy importante para mi es la comunidad, yo encontré un grupo de amigos muy unidos y  un grupo de mujeres muy potentes, mis compañeras de fuerza delta y por supuesto la profe. Entrenar con gente que cree en ti, potencia tus fortalezas y te apoya en tus debilidades te hace crecer y querer progresar día a día, no para competir sino para unir fuerzas.”

María no es corpulenta, es pequeña y menuda pero su desarrollo de fuerza ha sido su enfoque, porque sabe lo importante que es trabajar en las debilidades. Quiso aumentar su musculatura y lo ha logrado agrega:

“Mis pesos de levantamiento han mejorado muchísimo, lo que me tiene muy orgullosa de mí e incluso me siento más segura en mi vida en general.”

Quiso empezar ya que buscaba un entrenamiento intenso y novedoso, nunca había tenido tanta constancia.

“Los cambios en mi rendimiento son muy evidentes para mí en cuanto a la fuerza y resistencia en cada entrenamiento.”

¿Quieres empezar? Todos pueden, llena el formulario con tus datos y nos contactaremos contigo.