Conoce a Cristian, el diseñador que bajó de talla en su ropa

12321675_10208582908347235_4409547969219711385_n (1).jpg

Cristian Rebolledo es diseñador, CrossFit Santiago le ha servido para conocer muchas personas además aprender a comer bien.

“La regla básica para mi es mantener el compromiso.”

Tiene eso sí, una fascinación especial.

“Siempre me ha gustado el deporte, he pasado por varias disciplinas, la “bicicleta” es lo que más me gusta y las “motos” porque ambas te dan esa sensación de velocidad y libertad” comenta.

Siendo diseñador le gustan los programas gráficos 3D pero por sobre todo la tecnología. Su motivación es tener su propia empresa junto a Vanessa su pareja y compañera de entrenamiento.

“Llegamos a CrossFit Santiago porque nos invitaron nuestros amigos Benjamín y Paulina, ellos nos hicieron mención durante un tiempo para que probáramos CrossFit” agrega.

No se convencieron de un momento a otro, analizaron todos los aspectos antes de empezar.

“Teníamos dudas con Vanessa sobre integrarnos a CrossFit después de presenciar las clases, sobre todo el tema de las pesas. Pero luego de un tiempo, no inmediato te adaptas y comprendes hasta dónde puedes llegar. Hoy en día vamos con actitud a enfrentar los WOD y a reunirnos con el grupo Gamma“.

Y si bien tenía un estado físico aceptable antes de empezar se encontró con sorpresas muy beneficiosas.

“CrossFit más que un entrenamiento, me ha servido para interactuar con distintas personas y hacer amigos “como una comunidad” aunque sea una hora. La gente es genial y eso te ayuda a fortalecer lazos para comprender quien es cada uno, dando como resultado la “integración”, nadie es mejor que el otro, solo existe buena onda y apaño. Incluso en una conversación poder saber un poco más de la vida de cada integrante más allá de discutir que es un Power Clean, eso me agrada,  se generar confianza en el grupo. Esto permite que todos se conecten de alguna manera por ejemplo dándonos consejos cuando hay que corregir algún movimiento y así viceversa. Eso nos potencia a todos y veo la superación, es una gratificación personal y grupal hasta que termina el WOD y te das el ¡Buena Loco!”

Cristián es un alumno que busca siempre aprender y mejorar. Su regularidad es sólida, y en cada sesión da lo mejor de si e irradia camaradería en cada una de las clases con todos sus compañeros. No se queda solamente con lo que se pasa en clases.

Por lo que comenta:

“Mis resultados han sido notorios si nos referimos al tema físico, de pasar de una talla “M” a una “S” es bastante para mí o ponerse una camiseta de comprensión lo veía imposible. De igual forma me informo de los movimientos, alimentación y suplementos, observando videos previos a los entrenamientos para complementarlos y ejecutarlos de mejor forma. El mejor aprendizaje que he practicado es comer bien y  tratar de evitar los  alimentos que te hacen retroceder en tus objetivos.”

Y probablemente el análisis más acertado que hace Cristian es que el compromiso es clave y que no se termina de mejorar a pesar del tiempo entrenando o de la veces por semana que vengas a clases. Cada día es un aprendizaje y Cristian lo sabe.

“Mi estado físico era bueno, pero de igual forma me cansaba rápido y me costaba mantener resistencia en los ejercicios. Nunca he dejado de hacer deporte pero en CrossFit pude lograr potenciar “fuerza y resistencia” para lograr mi objetivo “quemar un poco más de grasa” con los ejercicios y aprendiendo a comer sin bajar de peso drásticamente, se notan los resultados en tu cuerpo. Pero la regla básica para mi es mantener el compromiso con uno mismo de mejorar cada vez más, no engañarse con la comidas y sobre todo ser constante.”