No es complicado

Los movimientos que tenemos que hacer las personas comunes, son los mismos que tienen que hacer los atletas de alto rendimiento.

Hay solo una diferencia nada más: el grado de dificultad.

Pero lo demás, como el equilibrio, la agilidad, la fuerza, entre otros son muy importantes tanto para nuestros abuelos, como para los de elite.

Con las personas de tercera edad, sedentarias, o niños ajustamos la duración de la sesión, la intensidad del trabajo, y el peso a utilizar.

Escogemos muy bien los movimientos que hacemos, por ejemplo la sentadillas (que ayuda a agacharse mejor) o un burpee (que prepara a pararse).

Como coaches en constante capacitación, queremos que todos se muevan bien, se sientan mejor y aprendan cosas nuevas.

-Pável Sáenz