Mira adónde llegó nuestra bandera

Las necesidades de un atleta de elite y las tuyas no son muy distintas.

Lo único que cambia es el grado de dificultad de los ejercicios en cada uno. Lo mismo para los niños o personas de tercera edad.

Todos necesitamos caminar, subir escaleras, levantar cosas ¿cierto?.

Lo positivo de entrenar, es que como en el caso de Joaquín Ossandón (en la fotografía), lo ayudó como preparación a una expedición en la Antártica sin igual.

En una de sus tantas paradas, Joaquín estuvo en Yankee Harbour, la cuál es la primera isla de la antártica y es literalmente un cerro de nieve.

El poder aguantar las condiciones climáticas, el caminar por horas, poder utilizar tu físico para sobreponerte son primordiales en una experiencia de ésta magnitud. Y es por eso, que Joaquín sostiene con orgullo nuestra bandera, porque le ha servido para todo lo que ha logrado éste año que recién pasó.

El hecho que las personas no hagan estos ejercicios es algo terrible, porque están limitando su funcionabilidad general.

Joaquín es un ejemplo de alguien que pasó del sedentarismo a embarcarse en aventuras únicas. Tendremos más materiales de su parte, tenlo por seguro.

-Pável Sáenz