Conoce a David, el futbolista que ya no se lesiona

CFS le ha servido para no rendirse pero también…

“…de muchas formas una a comprender que siempre se puede mejorar a no rendirme a aguantar el peor de los cansancio también a establecer lasos de amistad con gran parte de la comunidad de CFS y a mejorar notablemente mi aspecto físico….”

Siendo futbolista de corazón, el poder rendir en la cancha es muy importante para él.

“Muchos desde mi agilidad  hasta cambios importantes en mi cuerpo y poder jugar sin problemas futbol por más del tiempo normal” comenta.

Antes de CFS no era precisamente sedentario, el fútbol lo mantenía activo pero las lesiones eran recurrentes, ahora eso ya cambió, está más fuerte y eso evita riesgos. Quería complementar su fútbol de la mejor manera.

“Pero algo distinto no lo típico del gym que me tenia aburrido ya” agrega.

Pero David no es sólo eso le encanta pasarla bien junto a su familia.

“Soy una persona que le encanta compartir con la familia la cual es muy grande ya que mi abuelita no tenia tele (ríe) tuvo 8 hijos y la mayoría de mis primos tiene entre 20 y 40 años así que el carrete cuando no juntamos en muy divertido”.

Al evaluar su contextura física, tiene una manera particular de describirla:

“Ahora toy todo un huapetón” (ríe).