Se te hará muy fácil

El otro día me entregaron un folleto de estos infomerciales de máquinas de ejercicios y en su portada decía: “¡Ponerte en forma es fácil! ¡Muy fácil!”.

Las estrategias de venta de estas líneas de productos son muy astutas, porque acuden a la idea del mínimo esfuerzo. Tus problemas serán resueltos con solo comprar. Son campañas efectivas (por eso existen) porque acuden a nuestra flojera y comodidad.

Lo cierto, es que nada de eso es verdad.

Si quieres mejorar tu estado físico, si quieres bajar de peso o incluso si quieres esculpir tu cuerpo, vas a tener que esforzarte. Requiere de esfuerzo diario, y en la mayoría de los casos mucho esfuerzo. No importa si tienes 20, 30 o 40 años, vas a tener que ponerle.

Es por eso que hay tanta satisfacción en los logros que uno obtiene, porque hubo sudor detrás, hubo constancia, hubo que tener que hacer sacrificios. De tiempo, de organización, de cambiar conductas.

Eso es precisamente los que nos motiva a seguir.

-Pável Sáenz

@pavel_saenz