Fiestas Saludables Con 3 Tips Para Ti

hjwzkqw1dgi-brooke-lark.jpg

Puede que ya estés pensando cómo será verá la pesa cuando te subas en ella el 1 de Enero, especialmente si crees en todo lo que dicen los medios, de que las fiestas te pueden dejar cerca de la obesidad mórbida.

Pero la verdad, es que varios estudios y estadísticas, no son tan catastróficos. El promedio que se sube de peso entre Navidad y Año Nuevo es de tan solo un poco más de medio kilo.

Pensando en eso, pero si sumas comidas estratosféricas más perder entrenamientos por viaje y familia, pueden desequilibrar tu rendimiento, golpear tu progreso en el gym, y establecer un terrible comienzo para el mes (y año) que viene.

Por eso, una movida astuta es implementar algunas estrategias a tus fiestas para prevenir comer demás y mantener lo que has ganado.

Aplícate con estos tips y date el regalo que siempre has querido: tu cuerpo como lo quieres gracias a una buena alimentación

 

3 Tips Para Unas Fiestas Saludables

  1. Comienza con la Proteína

Aparte de recuperarte de los entrenamientos, la proteína ayuda a llenarte – es el nutriente que más satisface. Sin embargo, la mayoría de la gente come muy poco, particularmente en la mañana. Muy, muy poco.

Eso es un error, porque si hay un momento en el día donde quieres sentirte satisfecho es en la mañana, así puedes limitar la cantidad el resto del día.

Un estudio encontró que al comer más proteína en el desayuno – 35 gramos – resultaba en que las personas comías menos en el resto del día. En otras palabras, la proteína ayuda a sentirte satisfecho todo el día. Si eres de esas personas que comienza el día con un pan, piensa en cambiar por huevos mejor.

  1. Sigue la Formula Perfecta

Cada vez que te sientes a comer, tu plato debiera tener una palma como porción de proteína. No importa cuál es la fuente (pollo, carne, pescado, etc.) eso te entregará cerca de 25 a 30 gramos de proteína, una cantidad apropiada para mantenerte satisfecho hasta la próxima comida.

Ahora sigue llenando ése plato con verduras. Que llenen el plato. Y por último agrégale un poco de palta, aceite de oliva o almendras. Con eso ya tienes una proporción óptima de comidas saludables, para rendimiento, salud y un cuerpo atlético.

  1. Bebe, después come

Estudios de Universidad en Estados Unidos demostró que cuando personas tomaban dos vasos de agua antes de comer perdían notoriamente más peso que aquellos que no tomaban agua. No es exactamente infalible, pero el agua tiende a ayudar. También el mantenerte hidratado le ayuda a tu cuerpo a manejar el hambre, aumentar la energía, y otros beneficios asociados.

Ahí las tienes. Tres estrategias super efectivas para mantenerte arriba en tu rendimiento a medida que te preparas para romperla en el 2017. Cuando llegue el 1 de Enero, ya tendrás la inercia de tus metas de rendimiento, a diferencia de empezar de nuevo la carrera desde atrás, habiendo retrocedido.

¡Felices Fiestas para ti!

Comienza el 2017 con la mejor versión de ti, solo llena el formulario más abajo y nos contactaremos contigo.